Ir al contenido principal

La soja y sus propiedades

CONSEJOS MUY IMPORTANTES PARA LAS MUJERES
LAS VIRTUDES DESCONOCIDAS DE LA SOJA

Basándose en comprobaciones científicas extraídas de más de cincuenta estudios independientes, el Organismo estadounidense para el Control de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration - FDA) ha decidido permitir a los productores de alimentos que contengan un mínimo de 6,25 g de proteína de soja por ración, inscribir en el envoltorio del
 comestible o la bebida en cuestión la indicación: "25 g de proteína de soja al día, incluidas en una dieta baja en grasas saturadas y colesterol, pueden reducir el riesgo de sufrir trastornos cardiacos".
Las autoridades reguladoras estadounidenses examinaron un número suficiente de estudios para convencerse de que, en personas con un alto índice de colesterol, al reemplazar todas o una parte de las proteínas animales de su dieta por proteínas de soja, tanto el índice total de colesterol como el de colesterol LDL ("low-density lipoprotein", o lipoproteína de baja densidad, más conocido como "colesterol malo") se reducen considerablemente.
TEORÍAS ACERCA DE SUS BENEFICIOS
Aunque todavía no se sabe con certeza cual es el mecanismo por el que la proteína de soja produce tales efectos, los investigadores han formulado varias hipótesis. Podría deberse al hecho de que favorece la secreción de ácidos biliares, lo que produce la reducción del nivel de colesterol en la sangre. Otro teoría defiende que la proteína de soja estimula el hígado y éste reacciona reduciendo el nivel de colesterol LDL en la sangre, o bien que las isoflavonas de esta leguminosa actúan como antioxidantes, o favoreciendo la vasodilatación y reduciendo de este modo los daños producidos por este tipo de colesterol y los depósitos que deja en las paredes arteriales.
Sea cual sea la explicación correcta, en lo que respecta a las isoflavonas, la acción protectora que potencialmente ejercen no se limita al corazón. Se considera que tanto las isoflavonas, calificadas por algunos expertos de arma secreta de la soja, como los lignanos de esta planta están estructuralmente emparentados con los estrógenos (hormonas humanas).
Durante el período fértil de la mujer, uno de los factores de riesgo para desarrollar cáncer de mama u otros tipos de cáncer de ovario o endometrio, de origen hormonal, es la sobreexposición a los estrógenos humanos. Estas hormonas, capaces de adherirse a los denominados receptores beta del estrógeno que se encuentran en las células mamarias, las del ovario y las del endometrio, si son numerosas, pueden provocar la división y posterior reproducción celular descontrolada (el proceso de formación del cáncer).
ISOFLAVONAS, GENISTEÍNA, Y ESTRÓGENO HUMANO
Lo más sorprendente de los estrógenos vegetales que aparecen en la soja es que la similitud de su forma y su estructura con los estrógenos humanos significa que pueden acoplarse a los receptores beta del estrógeno, pero, al ser más endebles que el estrógeno humano, son susceptibles de reducir el riesgo de que se inicie el proceso de división celular.
El Doctor Michael Morton, científico senior del Laboratorio de Investigación Bioclínica (BioClinical Research Services Laboratory) de Gales, Reino Unido, contribuye al esclarecimiento de esta incógnita: "Un estudio reciente demuestra que, en las pruebas de laboratorio, la genisteína, que es la principal isoflavona, o estrógeno vegetal de la soja, se acopla a los receptores beta de los estrógenos con la misma afinidad que el tamoxifén, otra hormona que se emplea para prevenir el cáncer de mama y tratar a mujeres afectadas".
La genisteína también ejerce una gran influencia en el crecimiento y el control celular, puesto que ayuda a inhibir tanto la acción de las enzimas necesarias para la división celular, como la vascularización, controlando así la reproducción de las células cancerígenas.
Las propiedades beneficiosas de la soja no acaban ahí. Parece ser que, en las mujeres premenopáusicas, los estrógenos vegetales de esta planta atenúan los efectos del estrógeno humano. A las mujeres posmenopáusicas, cualquier efecto del estrógeno vegetal, por leve que sea, les ayudará a reducir los efectos de la menopausia, ya sea a corto o largo plazo. Varios estudios han revelado que, administrando 40 g adicionales de proteína de soja al día, se incrementa el aporte mineral a ciertas vértebras de la columna, además de reducirse la intensidad de síntomas menopáusicos, tales como los sofocos.
En países como Japón, donde el promedio de estrógenos vegetales ingeridos oscila entre los 20 y los 50 mg diarios, el riesgo de padecer cáncer de mama es entre cinco y ocho veces menor que en Europa occidental, donde la media es de 1 mg diario.
Parece ser que incrementando la ingesta diaria de soja, no sólo se puede reducir el riesgo de padecer trastornos cardiacos, sino que además se podría contribuir a fortalecer la salud de mujeres premenopáusicas y posmenopáusicas. Sin duda alguna, cada vez se encontrarán en los supermercados más productos a base de soja en los que se resalten las propiedades beneficiosas de este componente.
Es muy importante de incluir la soja en nuestra dieta a partir de una cierta edad. En los supermercados encontramos variedades de productos con soja para  preparar platos ricos, y también hay bebidas de soja que las podemos incluir en el desayuno.

Espero que os sea útil esta información.
Para cualquier duda o pregunta dejar vuestros comentarios en el blog, o suscribirse para estar al día con las novedades. 
¡Hasta la próxima !

Comentarios

Novedades

loading...

Entradas populares de este blog

Empanadillas horneadas

Hola a todos. En esta nueva entrada del blog os voy a enseñar las empanadillas que hice otro día. Quería hacer unas empanadillas ligeras que se puedan consumir como entrantes, que no sean fritas  y que tengán menos calorías. Así que la siguiente opción fue: hacerlas al horno. El horneado de los alimentos es una modalidad más sana de prepararlos, siempre y cuando no añadimos mucho aceite u otro tipo de grasa. Dicho esto vamos a por los
Ingredientes: 2 paquetes de masa fresca para empanadillas  medio calabacín   media cebolleta Un trozo de pimiento rojo  2 latas de atún   1 tomate maduro 1 diente de ajo 1 huevo  4 cucharas de AOVE Sal, pimienta negra molida, orégano, pimentón de la Vera, sésamo
Modo de preparar:
Primero nos ocupamos del relleno, y vamos a empezar con lavar las verduras y picarlas  en trozos muy pequeños.








Brownie de chocolate y nueces

Es un dulce que seguro gusta a muchos de vosotros. El brownie es parecido al bizcocho solo que el sabor intenso a chocolate lo hace diferente. También su textura crujiente por fuera, densa y jugosa por dentro lo convierte en un dulce que enamora desde el primer bocado. Hay infinidades de recetas de brownie. Yo os voy a presentar mi versión y espero que os guste. Ingredientes: 6 huevos calibre L120 g de azúcar moreno integral sin refinar120 g de harina integral de espelta60 g de mantequilla60 g de chocolate negro (70% cacao)10 g de cacao puro (0%materia grasa)50 g de nuecesAroma de vainillaSobre de gasificante o polvo para hornear 
Modo de preparar: En un plato se rompe las tabletas de chocolate y se corta en trozos la mantequilla. Se introduce el plato en el microondas para un minuto. Se saca y se mezcla bien los dos ingredientes hasta que se homogenizan. Se aparta y se deja enfriar. En un bol grande se rompen los huevos y se baten con el batidor durante unos 5 minutos para que doblé su vol…

Solomillo de cerdo con verduras al horno

¡Hola a todos! Para hoy tengo una receta sencilla  y por supuesto rica  y saludable. El solomillo de cerdo es una carne tierna, rica en vitamina B3 y también tiene un nivel alto de vitamina B1. Y si es solomillo ibérico mucho mejor.  Es una carne que tiene un nivel alto de proteínas y no contiene azúcar. Sus propiedades cambian dependiendo del modo de cocinar que le vamos a dar. En esta receta vamos a prepararlo al horno acompañado de verduras, que también nos aportan como bien sabemos, vitaminas y minerales. De hecho vamos a tener un plato completo y nutritivo.
Ingredientes para 4 raciones:
1 pieza de solomillo de cerdo (ibérico en este caso)1 calabacín grande o 1 y medio si son más pequeños 2 patatasMedio pimiento rojo4-5 tomates peras (dependiendo del tamaño)1 trozo de cebolleta2 dientes de ajo3-4 cucharas soperas de AOVEMedio vaso de vinoSal, hierbas provenzalesModo de preparar:
Primero troceamos en rodajas el solomillo, le vamos a echar sal y hierbas provenzales y lo vamos a pasar por la…